Skip To The Main Content

Llama hoy al (787) 525-4111

Toda la ayuda que necesitas para comenzar o hacer crecer tu negocio

Blog

Las comunicaciones internas en tiempos de pandemia

by Edmaris Carazo | Nov 12, 2020

Las comunicaciones internas en tiempos de pandemia

Ya van ocho meses desde que comenzó oficialmente el distanciamiento social. No cabe duda de que hemos tenido que reevaluar y reinventar lo que hasta ahora había sido nuestra normalidad. Más allá de las mascarillas, los toques de queda, las órdenes ejecutivas y una dependencia aún más intensa al internet. Nos hemos vuelto expertos en las reuniones virtuales, en los happy hours a distancia y hasta en dar clases a nuestros niños. Sin embargo, algo que no hemos profundizado mucho es en cómo los patronos y dueños de negocio conectan con su gente. ¿Cómo mantenemos humanas y cercanas las relaciones con nuestros equipos de trabajo estando de lejitos? ¿Cómo desarrollar y mantener una conexión estable más allá del wifi? 

Seguramente hemos escuchado alguna vez la teoría de la pirámide de Maslow, una gráfica triangular que ilustra las necesidades humanas en su orden de importancia. 

Los 5 niveles desde las más fundamentales son: 

  1. Básicas:  las fisiológicas, las que sencillamente no podemos vivir biológicamente sin ellas: aire, alimento, agua, sustento, ropa. 
  2. Seguridad: lo que mantiene esa vida en orden, lo que da estabilidad: la salud, la economía, la vivienda.
  3. Sociales: pertenecer a un grupo social, familia, amigos, pareja, compañeros del trabajo, etc.
  4. Estima o reconocimiento:  la confianza, la independencia personal, la reputación o las metas financieras.
  5. Autorrealización: Este quinto nivel y el más alto solo puede ser satisfecho una vez todas las demás necesidades han sido suficientemente cubiertas.

¿Cómo los patronos o líderes de equipos pueden aportar al sentimiento de plenitud y realización en todos los niveles de las necesidades humanas de su personal?

Empecemos desde arriba: sentido de auto realización. Como equipo, repasemos cómo estamos ayudando a las personas, a nuestros clientes, al país o a nuestra comunidad más inmediata. Recuérdale a tus empleados que sus acciones tienen repercusiones importantes no solo en el negocio, sino que su desempeño, esfuerzo y compromiso aporta a impactar positivamente a un propósito mayor.

Psicológicamente, los seres humanos tenemos necesidades de estima. Déjale saber a tus empleados que reconoces el trabajo que hacen y que los valoras como compañeros de trabajo y como seres humanos. En la modalidad de trabajo remoto, hay menos oportunidades de tener conversaciones cotidianas. Los cuentos frente a la cafetera o las anécdotas mientras llenamos de agua nuestros termos han pasado a un plano casi inexistente. En nuestra realidad virtual, nuestras interacciones se enfocan puramente en trabajo. Sé más agradecido de lo usual y más celebratorio de lo normal, cuando alguien del equipo hace un buen trabajo o logra algo positivo para la empresa. Incluye un punto en las agendas, dedicando algunos minutos a conversaciones cotidianas. Puedes comenzar con una pregunta que todos contesten, por ejemplo: ¿qué serie están viendo en televisión? ¿qué es lo primero que van a hacer cuando acabe la pandemia? Dales una asignación para la próxima reunión que no sea relacionada al negocio: compartir una receta nueva, contar un truco para entretener a los niños, hacer llegar un playlist a los compañeros de música de relajación. 

Las necesidades de pertenencia son más complicadas de cumplir cuando no podemos darnos la mano literalmente, abrazarnos o traer donas a la oficina. Ten un detalle con tu equipo, envíales una picadera, una pizza, una botella de vino o una cajita de donas a su casa. Considera otorgar un “metal health day”. La fatiga digital es real y no debemos olvidar que seguimos operando en tiempos de crisis, aunque hayan pasado todos estos meses. 

La mejor forma de considerar las necesidades básicas de tus empleados es tomando en cuenta su salud y seguridad. Muchas personas han perdido sus empleos durante esta pandemia. Es natural que tu equipo esté estresado sobre la estabilidad económica y la seguridad de su empleo. Sé lo más abierto y honesto en cuanto a la situación actual del negocio. El mejor remedio para la ansiedad es la información factual. Provee actualizaciones regularmente. Ofrece un espacio de preguntas y respuestas. 

Si tienes supervisores directos, equípalos para que tengan las herramientas para manejar situaciones difíciles y el tacto y calor humano para tener comunicaciones humanas y efectivas con sus subalternos. 

Considera incluir unos minutos de meditación en algunas reuniones. Busca ideas en brainstormings colectivos, estos crean sentido de comunidad y traen soluciones variadas. Considera utilizar algún tipo de cuestionario anónimo para que tu equipo pueda dar retroalimentación con total honestidad. 

El mayor activo en estos momentos es la empatía. Asegúrate de que tus comunicaciones reflejen emoción, humanidad y autenticidad. Reconoce y respeta los sentimientos de pérdida y ansiedad de tu gente. Hazles saber que son prioridad. Reajusta las expectativas en cuanto a horarios de trabajo, reuniones y fechas límites. Algunas compañías han adoptado políticas de eliminar las reuniones compulsorias, otras han llegado a acuerdos en cuanto a periodos de conexión según las situaciones de cuidadores de niños pequeños y adultos mayores. Conversa sobre las realidades individuales y encuentren un punto medio favorable para la empresa y posible para el empleado.