Skip To The Main Content

Llama hoy al (787) 525-4111

Toda la ayuda que necesitas para comenzar o hacer crecer tu negocio

Blog

Manejando las finanzas de tu negocio

by Francis Aparicio | Apr 22, 2020

Estamos ante una nueva realidad económica en Puerto Rico, y en los negocios a nivel global. Mi generación “Millennial” ha nacido en la crisis, y cuando éramos niños vivimos una "falsa abundancia”. Fuimos criados por padres que vivieron “los buenos tiempos", y eso influyó mucho en la manera de ver el dinero, de administrarlo, y de cómo convivimos con la idea del dinero y nuestros hábitos financieros. Es estadística que el 90% de los negocios fallan en sus primeros años, y que del otro 10% que sobrevive, el 5% falla en los próximos 10 años, el restante 5% crece y se desarrolla para luego ser vendido o morir en la tercera generación. Pero, ¿en dónde es que la mayoría falla o se estanca? En la parte administrativa.

Llevar una buena administración no es solo pagar las deudas a tiempo o cumplir con todas las obligaciones como debe ser. Es presupuestar de forma correcta, tener la mejor práctica financiera, y tener dinero para los días en los que no nos va bien. Tenemos que tener una hoja de balance en donde todo cuadre a la perfección: compras, ventas, cobros y pagos. No podemos gastar más de lo que ganamos, y siempre hay que tener dinero de reserva para emergencias. Una de las cosas en la que la mayoría falla es en no sacar el dinero de las contribuciones a tiempo. Hay una frase que me gusta decir en estos casos “no tomes prestado de tus deudas”, las contribuciones se deben y hay que pagarlas, mientras mas rápido aprendamos a no ver ese dinero como nuestro y ponerlo en una cuenta aparte, mas rápido tendremos éxito financiero. 

En estos años desde el Huracán María, nos hemos dado cuenta de que hemos tenido que reinventarnos como empresarios, pero, ¿por qué para la mayoría ha sido tan duro? Sencillo, no nos hemos estructurado de la forma correcta, financieramente hablando. A eso añádele los meses lentos, los temblores, el COVID-19, etc. Entonces, ¿qué necesitamos? Lo ideal es tener un fondo de emergencia. El empresario tiene que tener claro que en los primeros años hay que practicar algo que se llama “delay gratification”. ¿Por qué digo "el empresario"? Porque las empresas las manejan las personas, y los hábitos de su dueño van a ser pasados a la empresa. Como haces una cosa, así haces todas las demás, y si no tenemos orden en nuestras finanzas, tampoco lo tenemos en nuestra empresa. Tenemos que proyectar nuestras ventas en tres escenarios: el negativo, el real y el mejor de los casos, pero siempre debemos asumir que lo mejor no es lo que va a suceder y que aunque seamos rentables, nuestras compras tienen que ser cónsonas con nuestro plan para lograr dichas metas de venta. 

Necesitamos planificarlo todo, estar abiertos a sorpresas e imprevistos, pero tener un plan que nos ayude a sobrellevar cada situación. No debemos esperar a que llegue un suceso inesperado para comenzar a preparar un plan de contingencia o a quedarnos sin dinero para reinventarnos, cada empresa debe tener su producto estrella y otros que sean de temporada, para ayudarlos a capitalizar en esos momentos, saber qué va a hacer si llega la crisis, y tener el capital suficiente para afrontarla. Recomiendo 1 año de capital guardado en un fondo que pueda cubrir las operaciones. Del 100% de los fondos que ingresa un negocio se debe separar con su CPA las contribuciones: Federales y Estatales, y entonces ver ese dinero sobrante como el 100% y de ahí crear un presupuesto. 

Una de las bases de un negocio son los seguros, estos son esenciales y no se pueden adquirir para salir del paso, como si fueran un gasto. Los seguros son eso, seguros intangibles que están ahí para ayudarte a salir adelante si un suceso inesperado ocurre. El seguro de propiedad y contenido asegura tu negocio y todo lo que está adentro, que es lo que utilizas para vender, producir dinero y seguir creciendo. Es importante tener una cobertura correcta, límites y deducibles adecuados. Todos hemos escuchado sobre la parte de interrupción de negocios. Para poder tener un pago de parte de la aseguradora tenemos que tener nuestra contabilidad y los pagos a Hacienda al día y correctos, ya que las aseguradoras pagan un promedio de los últimos 3 meses de planillas mensuales. 

De la misma forma, es mi recomendación que cada empresario debe tener una póliza de seguro de vida con una estrategia indexada. ¿Por qué indexada? Porque como empresario puedes tener un “bono ejecutivo”. Este funciona como seguro de vida, pero las primas son pagadas por la empresa, se deducen de contribuciones, y el dinero que acumule la póliza es pagado al empresario como su fondo de pensión libre de impuestos y en caso del fallecimiento de este, es pagado a su familia como seguro de vida. Tu capital está 100% asegurado, ya que no pierde valor cuando la bolsa de valores cae. Además de esto, en el caso de Covid-19, el empresario puede acceder a estos fondos en cualquier momento y utilizarlo para añadir capital a su empresa de ser necesario, sin tener que tomar prestado a un interés alto de la banca. Existen otras estrategias importantes en la planificación financiera de una empresa, como lo son los contratos de compra y venta cuando hay más de un socio en la empresa, y uno de los más importantes, que es el seguro de hombre clave. Tenemos que considerar todos los escenarios, tener a nuestro experto en contribuciones, a nuestro asesor financiero y/o agente de seguros, abogado y equipo de confianza para que nos ayuden a lograr nuestras metas empresariales. Es importante tener una actitud positiva ante todo reto, recordar que todo es parte del proceso y ciclo de la empresa. 

“Es en los momentos decisivos donde tu destino se escribe”. Tony Robbins 


Francis Aparicio - Financial Advisor en FA Financial