Skip To The Main Content

Llama hoy al (787) 525-4111

Toda la ayuda que necesitas para comenzar o hacer crecer tu negocio

Blog

Cambio emocional: Cómo adaptarnos a esta nueva forma de vivir

by Dra. Marielí Ríos | Apr 16, 2020

Llevamos varios años experimentando, no solo en Puerto Rico, sino que también a nivel mundial, eventos completamente nuevos para nosotros. Cada uno de estos eventos nos ha enfrentado a una realidad: no sobrevive el más fuerte, sino el que mejor se adapta.


Screen Shot 2020-04-16 at 1.49.54 PM


Los seres humanos tendemos a resistirnos a los cambios, y cuando nuestra realidad cambia de un día para otro, es bien difícil adaptarnos. La mayoría de nosotros, cuando nos enfrentamos a un cambio, podemos experimentar las siguientes etapas:

  • Negación - Nos negamos a aceptar lo que está ocurriendo. La experiencia es tan fuerte que tendemos a negar lo que está pasando para protegernos del dolor que eso nos pueda causar.

  • Ira - Puede aparecer en el momento o cuando ya llevamos un tiempo enfrentándonos a esa nueva realidad. La ira puede ser contra el gobierno, personas, jefes, familia, etc.

  • Negociación - Nos resistimos a esa nueva realidad y queremos volver atrás, así que tratamos de negociar con personas, familia, un ser supremo o Dios para que las cosas vuelvan a ser como antes.

  • Depresión -A diferencia de las tres etapas anteriores que se refieren al pasado, esta etapa hace referencia al presente. Sentimos tristeza porque sabemos que el cambio es inevitable.

  • Aceptación o rechazo - En esta etapa aceptamos el cambio con todas sus consecuencias o lo rechazamos. Mientras más rápido lo aceptes, menos sufrirás.

La inteligencia emocional es una excelente herramienta para comenzar nuestro camino hacia la aceptación y finalmente adaptación a la nueva realidad. Aquí algunas sugerencias:

1. Convierte el cambio en oportunidad

Cuando llega a tu vida un cambio con el que no estás de acuerdo, las cosas pueden parecer difíciles. Los estudios nos demuestran que tener una actitud positiva te ayuda a ver la situación de una manera diferente y ser receptivo a nuevas oportunidades. Te invito a repasar estas preguntas para ayudarte a pensar de forma más optimista: ¿Qué nuevas oportunidades hay para mí en este cambio? ¿Cómo puede este cambio ayudarme a mí y a otros?

2. Cuestiona tu resistencia

Nuestras reacción emocional al cambio, es el reflejo de nuestra interpretación de la realidad, o incluso nuestra historia, muchas veces sin fundamentos, de lo que puede pasar. En realidad, muchas veces nuestras “historias” son subconscientes y pocas veces están alineadas con la realidad. Te invito a preguntarte: ¿Cuál es la emoción que siento en relación con este cambio? ¿Miedo, ira, frustración, tristeza? Una vez identifiques la emoción, pregúntate sobre su verdadero origen. ¿Cuáles de mis creencias o preocupaciones me hacen sentir miedo, ira, frustración o tristeza?

3. Asume responsabilidad por tus emociones

Reconoce la emoción que estás experimentando y permítete sentirla. Reconoce que es normal lo que estás sintiendo ante un evento completamente nuevo para ti.

4. Entiende el proceso como uno natural

La aceptación de un cambio es un proceso, como lo hemos visto en este artículo, con un gran impacto emocional. Saber que la aceptación no es un proceso inmediato, nos puede ayudar a minimizar su impacto. Identifica en qué parte del proceso te encuentras, esto te puede ayudar a poner en contexto tus emociones y reducir el agotamiento emocional.

Si deseas comenzar a trabajar con tus emociones te invito a conocer del Programa de Emprendimiento Emocional. Es un programa diseñado para ayudar a las personas a tomar el control de su mente y emociones para que puedan emprender con ese proyecto de vida, profesional o negocio.

Para más información visita: https://www.facebook.com/dramarielirios  

Marielí Ríos es doctora en Psicología Industrial Organizacional. Como perita en comportamiento, durante años ha capacitado y educado a miles de profesionales, ejecutivos, emprendedores y estudiantes de diferentes industrias e instituciones públicas, privadas y universitarias sobre temas diversos, sin embargo, la inteligencia emocional es el área que más le apasiona y no se cansa de investigar.